22 mayo 2019
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Linkedin
María José Soto: “Ser autónomo es ser responsable de ti mismo”
Comparte   
16 Nov 2018 | 08:43h
María José Soto: “Ser autónomo es ser responsable de ti mismo”
Hoy en Industria Gallega hablamos de las herramientas y los pasos a seguir para desarrollar un proyecto personal y comenzar a emprender. Lo hacemos con María José Soto, autora del podcast “Impulsa tu vida” y creadora del método “12s focus action planner”. En ellos, ayuda a establecer las bases para aquellos que quieran hacer un cambio en su vida. Pese a haber comenzado sus proyectos hace apenas un año, cuenta ya con casi 4.000 suscriptores y su podcast sobre las doce semanas del cambio llegó a ser el tercero más escuchado en las listas de Spotify.

Uno de tus planteamientos es que el éxito también se puede planificar.

Sí. Yo tengo un producto que ayuda a organizar tanto tu mente como tu tiempo para poder sacarles partido. Pero también es esencial para un autónomo organizar sus finanzas. Eso es algo de lo que me estoy dando cuenta ahora. Por eso es importante planificarse. El emprendimiento conlleva muchísima responsabilidad en muchos sentidos. Por ejemplo, tienes que tener capacidad para organizarte, marcarte tus tiempos y tus horarios, responsabilidad con tus finanzas, saber delimitar las tareas que son importantes, etc. No tienes a nadie que controle todo eso, sino que tú mismo ejerces tu propio control. Es algo que se va afinando poco a poco. Como autónomo, tienes muchas tareas y no solo en lo laboral. En mi caso, por ejemplo, necesito compaginar mi trabajo como emprendedora y mi vida como madre. Hay que aprender a definir las tareas y tratar de optimizar tu tiempo al máximo.

¿Qué pasos hay que seguir para desarrollar un proyecto?

Lo primero que hay que hacer es definir un objetivo. Hay que tener claro qué es lo que queremos. Después, debemos trazar un plan de acción y, por último, tenemos que desarrollar un elevado nivel de compromiso con el objetivo y seguir cada día nuestro plan para conseguirlo. En lo que más fallamos es en el foco. Cuando emprendemos una acción y algo no sale como queremos y no tenemos éxito a la primera solemos tender a cambiar a otra cosa, debido al dolor que produce no conseguir tu propósito.

Por lo tanto, lo más importante para ti es el objetivo.

Sí. Es cierto que a veces los planes no funcionan, por lo que hay que cambiarlos, pero el objetivo debe mantenerse. Ese el problema que tienen muchas empresas. Cuando algo no les funciona cambian de objetivo y no se dan cuenta de que lo que tienen que hacer es un reajuste en otros aspectos porque el plan que están llevando a cabo no es el correcto. Otro problema muy común es marcarlo mal. Un objetivo debe tener unas características, debe ser potenciador, motivante, debe enfocarte a algo. Ahí es donde solemos fallar. Yo misma he fallado en eso. Hace más o menos un año tenía un proyecto llamado ingresospasivos.net. Mi problema fue, precisamente, marcarme varios objetivos, así que no conseguí lograr el que era el importante, que era lanzar el producto con el que me había comprometido.

¿Por eso decides crear un sistema para planificarte?

Sí. A partir de ahí decidí implantar esta metodología y desarrollé este sistema al que en aquel momento llamé “Planificador del cambio”.  Cogí todo lo que había aprendido de marketing y comunicación, sumado a más de 50 libros que había leído sobre desarrollo personal y empresas y dije, con todo esto tengo que salir del paso y conseguir desarrollar un sistema para mí. En enero lo puse en marcha y creé una página de Facebook en la que compartí este planificador con otras personas. A partir de ahí lancé el podcast, que fue el tercero más escuchado en Spotify en España y con el que he conseguido una comunidad de casi 4.000 suscriptores.

¿En qué consiste este plan?

El proyecto se llama “12S focus action planner” (https://focusactionplanner.com/), porque mi plan de acción está preparado para doce semanas, las doce semanas del cambio. Se trata de estar muy bien organizado, muy bien focalizado. Lo que propongo es, en ese tiempo, desarrollar un plan de acción y conseguir un objetivo transformador. Como a mí me funcionó, pensé que podría funcionarle a cualquiera, por lo que comencé a desarrollarlo de forma más compleja y elaborada.

¿Se puede aplicar ese plan de acción a cualquier proyecto?

Sí, y no solo en el ámbito empresarial. Yo hablo de un proceso de cambio, de iniciar un proyecto que puede ser tanto empresarial como personal. Hay gente que incluso lo ha usado para la salud. Al final de lo que se trata es de crear un plan de acción y un objetivo. En el ámbito profesional es ideal porque delimita las tareas y los tiempos, pero tiene multitud de aplicaciones.

Tu objetivo, por lo tanto, es ayudar a la gente.

Sí. Hace un año y medio me quedé en paro. Pensé, voy a hablar desde mi propia experiencia e intentar ayudar a la gente que esté en mi lugar. Quería darme a mí misma esa oportunidad de lanzarme con un proyecto mucho más personal. En febrero creé un podcast que se llama “Impulsa tu vida paso a paso” (https://mariajosesoto.com/). En él cuento esos pasos que he ido dando para crear unas fuentes de ingresos que dependen al cien por cien de mí. Empecé a hablar de cómo había llegado hasta ahí y a intentar ayudar a la gente a gestionar sus fianzas. A partir de ahí he ido desarrollando mi producto. En julio me di de alta como autónoma y empecé realmente mi proyecto como empresaria.

“EL PROBLEMA PARA EMPRENDER ESTÁ EN NUESTRA PROPIA SOCIEDAD”


¿Qué supone ser autónomo?

Yo creo que hay una  frase que lo resume todo y es que “tú eres responsable de ti mismo”. Claro está, eso tiene sus pros y sus contras porque depende de ti que te vaya bien o que te vaya mal. Ser autónomo es asumir la responsabilidad de tu vida y eso, para mí, es ser libre. Eso sí, hay que tener en cuenta que esa libertad conlleva una gran responsabilidad y un compromiso, y esa es la parte que a mucha gente no le gusta. A veces, sentirse responsable de uno mismo es abrumador. En mi caso personal, uno de los valores que priman en la vida de una persona es la libertad, y por eso me siento tan cómoda en este papel.

¿Cuáles son los problemas más comunes a la hora de animarse a emprender?

El miedo. Estamos en una sociedad en la que lo normal, lo idílico, es ser funcionario. Si no quieres serlo eres “raro”. El problema está en nuestra propia sociedad. En otros lugares, como Estados Unidos, lo habitual es que la gente tenga espíritu emprendedor, viven enfocados hacia el cambio. Aquí no, no estamos preparados. Tenemos miedo a fracasar, a equivocarnos, y no entendemos que eso forma parte del proceso. En nuestra sociedad hay una especie de rechazo al fracaso. En otras, sin embargo, los emprendedores lo entienden y siguen adelante. Ahí está el truco.

Y en el caso concreto de Galicia ¿Cómo está la situación?

Aunque llevo poco tiempo, desde que comencé a relacionarme más con el ámbito empresarial me he sorprendido muchísimo de la gran capacidad y del gran potencial que tiene Galicia para emprender. Y sobre todo me he sorprendido de la gran cantidad de mujeres que hay en este mundo. Yo vengo de sectores más tradicionales de la empresa, como la construcción, y era un mundo de hombres. Pero me he dado cuenta de la gran cabida que tenemos las mujeres en los negocios digitales. Esto ya forma parte del presente y el futuro que hay es prometedor. Tengo mucha ilusión. Vienen momentos de cambio, y ese cambio va a ser positivo.

¿Cuándo decides que quieres emprender?

Yo siempre he tenido esa inquietud por emprender, me viene de hace mucho tiempo. Siempre recuerdo a mis amigas queriendo hacer una oposición mientras que yo tenía claro que no quería ir por ahí. Me adentré en el mundo de la empresa, aunque no como empresaria, sino que fui responsable de departamentos comerciales y de marketing. Es decir, departamentos importantes para la empresa pero en los que no tenía las riendas en mis manos. Hace unos seis años conocí el concepto de libertad financiera y de estilo de vida libre, que implica que tú tengas tus propias fuentes de ingresos pero que éstas no estén directamente relacionadas con las horas de trabajo, sino que sean ingresos en automático. A partir de ahí empecé a desarrollar algunos sistemas de ingresos pasivos, algunos web, pero no acababan de encajar conmigo y no funcionaban.

¿Por qué eliges el formato Podcast?

Porque yo en todo este proceso he trabajo mucho la parte mental y de desarrollo personal. De hecho, lo que me cambió la vida y me condujo hacia este camino fueron los podcasts. Estuve trabajando en una empresa de construcción durante la crisis y estaba bombardeada por noticias negativas. Mi empresa tampoco iba bien, así que estaba desanimada y desmotivada. Tenía que cambiar mi estado de ánimo y descubrí los podcasts. Empecé a escuchar algunos sobre emprendimiento, marketing, desarrollo personal, etc. Lo cierto es que, literalmente, me cambió la vida. Me enseñaron algo nuevo, algo que yo estoy viviendo ahora. Aprendí que somos nosotros mismos quienes tenemos la capacidad para cambiar nuestra propia vida, aprendí a ver nuevas oportunidades. Por un lado, me sentía en deuda con los podcasts y, por otro, era el medio con el que me sentía más cómoda. Pensé que era la mejor forma de transmitir mi mensaje y una voz en mi interior me animó a crear uno.