22 mayo 2019
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Linkedin
INCATIS: La antigua empresa de Puigdemont que organiza el Fòrum Gastronòmic gallego
Comparte   
08 Mar 2019 | 08:49h
INCATIS: La antigua empresa de Puigdemont que organiza el Fòrum Gastronòmic gallego
Este fin de semana se celebra en A Coruña el Fórum Gastronómico –o Fòrum Gastronomic que es como se está publicitando en redes- y lo hace rodeado de polémica. Según ha podido saber IndustriaGallega.com, Carles Puigdemont estuvo ligado en sus inicios a una de las empresas organizadoras, Incatis S.L, propiedad de su amigo y benefactor Josep María Matamala.
 
Fórum Gastronómico se celebrará por cuarto año consecutivo este fin de semana en ExpoCoruña y los encargados de organizarlo serán de nuevo varias empresas, entre ellas INCATIS, la sociedad de Josep María Matamala, reconocido amigo y benefactor de Carles Puigdemont. Un trasfondo catalán que también se deja notar en redes sociales, ya que la cuenta oficial del evento es Fòrum Gastronòmic.

Esto ha provocado cierta indignación no solo entre ciertos sectores empresariales gallegos, sino también a nivel político, ya que varios partidos, entre ellos el PSOE –que apoya al actual gobierno de Marea Atlántica- dejaron claro el año pasado su disconformidad con el hecho de que un importante monto de fondos públicos del ayuntamiento de A Coruña y de la diputación provincial vayan a parar a una empresa, no solo de fuera de Galicia, también propiedad de un destacado mecenas del independentismo catalán.




 
Pues bien, según documentos a los que ha tenido acceso IndustriaGallega.com, la empresa no solo pertenece a Matamala, también estuvo ligada desde sus inicios y hasta 2005 –poco antes de convertirse en alcalde de Girona- al expresident Carles Puigdemont, que ostentaba el cargo de administrador solidario, exactamente el mismo rol que su socio y amigo.
 

FUENTE: Axesor
 
POLÉMICA LICITACIÓN
 
Más allá de las relaciones con el independentismo, la concesión de la organización de la feria también estuvo rodeada de extrañas circunstancias. El problema se agravó con la licitación de un concurso para un evento similar en las mismas fechas por parte del Gobierno municipal, un procedimiento que fue anulado poco después. El ayuntamiento alegó que con la presencia del Fórum Gastronómico se consideraba innecesaria la celebración de otro evento del mismo tipo, mientras que el PSOE aseguró que la anulación se debía a que el pliego de la licitación vulneraba la ley de contratos. Y es que una de las cláusulas obligaba a las empresas candidatas a haber realizado previamente con la administración un trabajo similar por un importe mínimo de 360.000 euros, el mismo que cobró el Fórum Gastronómico por su presencia en 2017.
 
Tras las quejas del PSOE, el alcalde de la ciudad, Xulio Ferreiro, y su grupo en el ayuntamiento, Marea Atlántica, respondieron alegando que de momento el resultado de la organización del evento había sido positivo, recordando además que las empresas implicadas son exactamente las mismas que en las ediciones celebradas en años anteriores, cuando el PP gobernaba en la capital. De ahí, que decidieran concederles de nuevo la licitación.
 
EL PASADO DE INCATIS Y MATAMALA
 
Incatis SL tiene una importante trayectoria organizando ferias y eventos en Girona, ciudad en la que actual administrador único, Josep María Matamala, fue concejal por CiU desde 1987 a 1995. Fue precisamente la época en la que conoció a Carles Puigdemont, que por entonces trabajaba como periodista. Lo que empezó como una discusión relacionada con un artículo que no gustó al concejal, acabó convirtiéndose en una duradera relación tanto personal como laboral.
 
De hecho, tiempo después, Puigdemont acabaría por convertirse en alcalde de Girona, ayuntamiento del que Incatis siguió recibiendo importantes subvenciones, así como de la Generalitat. También fue precisamente en esta empresa –que en sus inicios se llamaba Firatast y que fue fundada en 1995- donde Carles Puigdemont ocupó el cargo de consejero delegado solidario durante los 10 primeros años.
 
Esa relación entre Puigdemont y Matamala, forjada durante años, ha quedado patente en distintas ocasiones durante los últimos años. Entre las más destacadas, se encuentran aquella vez, en 2012, que acompañó al expresident al juzgado para dar explicaciones por el pago de masivos billetes de tren a ciudadanos para que acudieran a la diada de Barcelona. Otra, la más reciente y recordada, es cuando se le pudo ver acompañándolo en su autoexilio en Bruselas, donde le ha ayudado no solo en lo personal, también en lo económico. De hecho, Matamala era uno de los ocupantes del coche interceptado en la frontera de Alemania con Dinamarca el día que fue Puigdemont fue detenido.
 
Y su apoyo no acaba ahí, fue precisamente Matamala el que firmó el alquiler de 4.400 euros mensuales de la casa de Waterloo, donde reside el expresident desde que abandonó España.