19 marzo 2019
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Linkedin
LA EMPRESA DE LA SEMANA: Inditex
Comparte   
26 Dec 2018 | 09:35h
LA EMPRESA DE LA SEMANA: Inditex
Hoy, y para cerrar el año en Industria Gallega, hablamos de la que podemos considerar como la empresa gallega por excelencia. Por supuesto, hablamos del grupo Inditex, la principal marca de moda española. A su frente están dos de los hombres de negocio más destacados de nuestro país: su fundador, Amancio y Ortega, y su Presidente, Pablo Isla.

A través de sus ocho marcas, con Zara como buque insignia, y más de 7.000 en tiendas en 202 mercados de todo el mundo, el grupo Inditex factura cada año miles de millones de euros. En concreto, en 2017 el grupo textil alcanzaba un volumen de ventas de 25.336 millones de euros. A cierre de este año, que llega a su fin en apenas una semana, no sabemos lo que ocurrirá, aunque con el gigante de la moda española solo cabe esperar que sus cifras se mantengan a la cabeza del ranking de las empresas con mayor volumen de negocio del país. Y es que el grupo se sitúa entre las diez empresas que más facturan a nivel nacional, mientras que en Galicia ocupa el primer puesto de este ranking.

LA HISTORIA DE UN GIGANTE

Una bata, que actualmente está valorada en unos 600 euros, es el germen de lo que hoy en día es Inditex. Hay que remontarse al 1963 para ver el nacimiento de esta empresa, aunque por aquel entonces tenía otro nombre, y probablemente nadie se hubiese imaginado en qué se iba a convertir en futuro no muy lejano. Durante doce años, Amancio Ortega y su primera mujer, Rosalía Mera, desarrollan sus propios diseños a través de Confecciones Goa. Diez años después, había 500 personas en la plantilla. Hoy, esta marca textil tiene casi 180.000 empleados. Para el nacimiento de Zara hay que esperar a 1975. El buque insignia del holding abre sus puertas en la ciudad que vio nacer a su fundador, A Coruña, y su sede se establece poco después en Arteixo, donde continúa a día de hoy. Zara comienza a crecer y a abrir tiendas en las principales ciudades españolas. Su éxito era innegable. A mediados de los 80 se crea Industria de Diseño Texil, S.A. y, a partir de entonces, todas las marcas del grupo quedan bajo este paraguas.

Actualmente, son 8 las marcas que operan bajo el techo del grupo Inditex. Por orden de nacimiento son: Zara, Pull&Bear y Massimo Dutti, Breshka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe. Todas ellas forman un entramado comercial que alcanza los 7.000 establecimientos, siendo los más numerosos los que operan bajo en nombre de su principal tienda, Zara.

INDITEX EN EL MUNDO

Mucho ha llovido para esta gran empresa desde que abrió su primera tienda de Zara en la calle Juan Flórez, en A Coruña, y que poco a poco comenzó hacerse un hueco en el mercado español. Pero el posicionamiento en España no era suficiente para este ambicioso proyecto y, en 1988, el ya consolidado holding Inditex comienza su andadura internacional en el país vecino, abriendo su primera tienda en Oporto, Portugal. Solo un año después, el grupo cruza el charco y abre otro Zara, esta vez en pleno corazón de Manhattan, en Nueva York. A partir de ahí, su crecimiento ha sido exponencial. Actualmente, opera en 202 mercados de los cinco continentes al sumar a sus tiendas físicas, presentes en 92 países, la plataforma online, que suma otros 110 mercados en los que la compañía opera hoy en día. A través de este modelo integrado Inditex se ha convertido no solo en un referente en España, sino que lo es a nivel mundial. De hecho, el nombre de su fundador, Amancio Ortega, uno de los hombres más ricos del mundo, es conocido a nivel internacional, así como el de su Presidente, Pablo Isla, que se ha convertido en uno de los hombres de negocio más importantes y reconocidos en la actualidad.

La primera de las marcas de esta empresa en ver abierta su plataforma online fue Zara Home, orientada a la venta de productos para el hogar. La segunda en hacerlo fue Zara, en el año 2010. En España, todas las marcas del grupo cuentan con venta online para adaptarse a las necesidades de los nuevos consumidores, mientras que a nivel internacional, con una presencia ya muy consolidada en el eCommerce, Inditex continúa con su estrategia de desarrollo de un modelo integrado de tiendas físicas y ventas por internet con la ampliación del número de mercados en los que la compañía opera online a través de la plataforma zara.com.  

CLAVES DEL ÉXITO: ZARA Y EL FAST FASHION

¿Por qué Inditex, concretamente Zara, ha conseguido llegar a ser reconocido como el gran líder de la moda en el mundo? Una logística impecable, un posicionamiento estratégico de sus tiendas brillante… Pueden decirse muchas cosas buenas de esta empresa, pero sin duda lo que destaca es la palabra “consumidor”. El holding fundado por Amancio Ortega ha sabido poner el foco en quienes hacen que la empresa funciona, que no son otros que los que compran su producto. El hecho de que la mayoría de sus tiendas (un 57%) estén ubicadas en Europa y se centren menos, al contrario que sus principales competidores, en otros mercados como Asia, permiten al grupo obtener una información mucho más precisa y detallada de sus principales clientes. Lo que vende Zara, así como las otras marcas del grupo, es lo que los clientes quieren comprar. De este modo, cuando una prenda tiene éxito, se produce más, mientras que aquellos productos que no consiguen la atención suficiente por parte del consumidor, frenan su producción. Esto, entre otras cosas, es posible por la forma de etiquetado de las prendas en sus tiendas físicas, que proporciona información en tiempo real de todo lo que entra y sale de la tienda, permitiendo conocer de forma exacta cuánto se vende de una prenda en un lugar determinado, y el stock que queda.

Zara, además, ha inventado uno de los conceptos más revolucionarios del mundo de la moda en los últimos años: el “fast fashion”. Esto quiere decir, literalmente, moda rápida. Es decir, lo que hace Zara es coger las propuestas de las grandes casas de diseño, lo que se muestra en las pasarelas, y casi de forma automática vender esa tendencia en sus tiendas. De este modo, hace accesibles los productos al público en general, con unos precios competitivos en su sector, pero que llegan a competir también con el sector del lujo. Y eso ha llevado al grupo a ser un referente mundial en este concepto de moda. Sin embargo, los tiempos están cambiando y los nuevos consumidores tienen nuevas demandas. Por eso, desde Inditex comienza a cambiar el modelo de moda que comercializan a un concepto más actual, donde el medio ambiente juega un papel esencial, y se orientan hacia un modelo conocido en el sector como “right to wear”. A este gigante de la moda, al igual que al sector empresarial, le afecta tanto la visión que los nuevos consumidores tienen sobre el medioambiente y sus demandas de productos más sostenibles y responsables, como los cambios medioambientales en sí. De este modo, el cambio climático ha hecho que las “temporadas” de la moda estén cambiando, y ya no se vendan los mismos productos en las mismas fechas. Habrá que ver, en un futuro muy próximo, como Inditex consigue reinventarse y adaptarse a este nuevo presente que puede influir decisivamente en su volumen de negocio.