20 marzo 2019
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Linkedin
LA EMPRESA DE LA SEMANA: TERRAS GAUDA
Comparte   
06 Mar 2019 | 08:29h
LA EMPRESA DE LA SEMANA: TERRAS GAUDA
Nuestra empresa de la semana es el Grupo Terras Gauda, que recientemente apuntalaba su presencia internacional gracias a un exclusivo acuerdo de distribución comercial con la estadounidense Trinchero Familiy Estates, una de las referencias en importación de vinos Premium, que representa a más de 50 marcas internacionales reconocidas de vinos y bebidas espirituosas y es la segunda bodega familiar más grande del mundo.
 
Hace un par de semanas, Terras Gauda firmaba un contrato con Trinchero Family Estates, una compañía estadounidense con 70 años de antigüedad. La elección por parte de la compañía originaria de Napa Valley del Grupo Terras Gauda para inaugurar su catálogo Premium significa una oportunidad única para su expansión al disponer de una destacada presencia en las grandes cadenas de distribución de EEUU y tiendas especializadas, siendo muy relevante también su posicionamiento en restauración. En cuanto a prestigio, Terras Gauda compartirá portfolio con marcas reconocidas en todo el mundo y tendrá acceso a las principales cuentas del país.
 
La operación, que ya está en marcha, se ha fraguado durante el ejercicio pasado y se desarrolla en dos fases: en la primera, Trinchero Family Estates ha incluido en su cartera de distribución los vinos de Terras Gauda y Quinta Sardonia, que empezarán a comercializarse bajo su distribución en el mes de marzo. En la segunda, introducirá también los de Bodegas Pittacum y Heraclio Alfaro.  El Grupo Terras Gauda destina a exportaciones en torno al 34% de su producción. Reino Unido, Noruega y Estados Unidos son los mercados de referencia en el exterior. Con esta alianza estratégica, la compañía prevé duplicar las ventas a este país en los próximos años.
 
Y aprovechando esta noticia, desde Industria Gallega aprovechamos para repasar la trayectoria de uno de nuestros grupos bodegueros insignia. Terras Gauda fue fundada en el Valle de O Rosal, dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas, con una producción inicial de 37.000 botellas de la cosecha 1990. En la actualidad comercializan más de 1,5 millones de botellas.
 
Bodegas Terras Gauda tiene como principal objetivo la elaboración de vinos de máxima calidad, con personalidad propia, a partir de variedades nobles cultivadas en las condiciones idóneas y vinificadas según la tradición de la zona, procesadas con la tecnología más avanzada y los máximos cuidados. Además ha ido incorporando nuevas divisiones a su grupo. En 2002 adquirió Bodegas Pittacum, en la Denominación de Origen Bierzo, para elaborar tintos de calidad a partir de viñedo viejo y con crianza en roble. Y en 2010 incorporaron al Grupo la bodega Quinta Sardonia, en Sardón de Duero, en la que elaboran vinos tintos de alta gama bajo los principios de la biodinámica. También diversificaron la línea de negocio en 2008 con A Rosaleira, fábrica artesanal de conservas vegetales fundada en O Rosal en 1940.
 
I+D+I y Medio Ambiente
 

Desde su fundación en 1989, Terras Gauda también ha sido pionera con diferentes proyectos de investigación. Gracias a la colaboración con el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), han conseguido importantes avances en viticultura y enología año tras año desde el 2001 hasta hoy. Esta sinergia les ha permitido ser la locomotora de los avances científicos aplicados a la vitivinicultura gallega, incluso española, resultado de un desarrollo realista y práctico del I+D+i en la búsqueda de un conocimiento profundo de sus variedades, tanto desde el aspecto vitícola como desde el enológico.

La Real Academia Gallega de Ciencias reconoció a Terras Gauda sus proyectos de investigación acerca del Albariño -en los que habían colaborado el IFI (Instituto de Fermentaciones Industriales) y la Misión Biológica de Galicia-, al recibir el Premio de Investigación 2009. Por otro lado Terras Gauda, junto al grupo de viticultura de la Misión Biológica de Galicia-CSIC, mantienen bajo “Secreto Industrial” un procedimiento pionero para potenciar de forma natural las propiedades Biosaludables de los vinos, elevando la concentración de Flavanoles.
 
Otra de sus apuestas los últimos años ha sido la medioambiental, al reducir el empleo de abono, consiguiendo así reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. Esto no solo supone una menor contaminación en la viña y en el suelo, sino que también supone menos uso de los tractores y maquinarias y, por supuesto, menos emisiones de CO2 a la atmósfera. También han desarrollado el proyecto europeo FOODIE con el objetivo de desarrollar viticultura de precisión y, en base a dicho proyecto, desarrollar un software en colaboración con Seresco que registra los datos que aportan sensores de campo, satélites y la propia actividad en la viña, relacionados con el vigor, las características del suelo, etc. Una vez recaba los datos lo que hace es hacer esas recomendaciones de forma inmediata, lo que permite una gran inmediatez en la toma de decisiones para actuar en el viñedo. Todo, a su vez, termina con esa reducción del impacto medioambiental.  Un software no solo es beneficioso para Terras Gauda, sino también exportable a otras empresas vitivinícolas, a otras bodegas.
 
OTRAS APUESTAS

 
En 2018 han apostado también por explorar otros territorios. Lo han hecho con una incursión en Rioja con la adquisición de una bodega en Alfaro, lo que les va a permitir posicionarse con más fuerza todavía, no solo en el mercado nacional, sino también en el mercado internacional, accediendo a mercados donde todavía no estaban más allá de su presencia en Galicia, El Bierzo y el Duero.
 
Por último, otra de sus grandes apuestas, sobre todo en los últimos cuatro añosha sido por el enoturismo porque, entre otras cosas, les permite dar a conocer la bodega, el viñedo, su trabajo y sus productos. Así consiguen que éstos lleguen a más lugares. Para ello, ofrecen paquetes diferenciados para parejas, familias, recorridos en bicicleta por el viñedo, etc. Quieren así ponerse a la altura de otras zonas vitícolas muy reconocidas en el mundo que han hecho una gran apuesta por este tipo de turismo.