20 marzo 2019
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Linkedin
Un estudio sobre viñedos gallegos se hace con el Premio Nacional a la Investigación
Comparte   
31 Dec 2018 | 08:47h
Un estudio sobre viñedos gallegos se hace con el Premio Nacional a la Investigación
El trabajo consistió en un estudio comparativo sobre la diversidad de levaduras en uvas y mostos de producción ecológica frente a producción convencional en diferentes zonas de Galicia

El estudio sobre viñedo ecológico realizado en la Estación de Viticultura y Enología de Galicia (Evega) y liderado por David Castrillo Cachón, recibió el accésit de los XX Premios Nacionales en Investigación y Defensa de la Producción Ecológica “Andrés Núñez de Prado”.

Estos galardones, otorgados en la localidad cordobesa de Baena y organizados por la asociación Ecovalia, persiguen reconocer la labor de quien trabaja en temas relacionados con la producción ecológica. Entre los candidatos en la modalidad de investigación, el jurado priorizó aquellos trabajos que vincularan este tipo de producción con la mitigación y adaptación al cambio climático. En este sentido, el trabajo “Viñedo ecológico vs convencional: reservorio de biodiversidad de levaduras para la adaptación a los efectos del cambio climático y la tipicidad del vino” realizado en la Evega, ente dependiente de la Consellería do Medio Rural, consiguió este reconocimiento especial.

El trabajo consistió en un estudio comparativo sobre la diversidad de levaduras en uvas y mostos de producción ecológica frente a la producción convencional en diferentes zonas de Galicia, así como su influencia sobre el perfil químico y sensorial de los vinos. Esta diversidad se estudió durante tres campañas consecutivas (2013-2015) en las variedades treixadura, albariño, mencía y brancellao, identificándose así 46 especies distintas pertenecientes a 22 géneros.

El análisis sensorial de vinos ecológicos comerciales de Galicia, puso de manifiesto que la producción ecológica permite la obtención de vinos de calidad diferenciada, incluso en algunos casos fueron preferidos frente a los convencionales por los propios sumilleres. Los resultados del estudio mostraron que el viñedo es una importante reserva de la diversidad de levaduras, especialmente en cultivo ecológico, que debe ser preservado como un recurso con un potencial uso para mejorar la calidad y tipicidad de los vinos frente a los nuevos retos y necesidades, incluso más allá del campo enológico.