28 octubre 2021
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Linkedin
Concello y comerciantes de A Coruña excluyen de la zona de libre apertura a las grandes superficies
Comparte   
17 Jul 2014 | 10:26h
Concello y comerciantes de A Coruña excluyen de la zona de libre apertura a las grandes superficies
La reunión mantenida ayer por la Concejalía de Promoción Económica con representantes de la Federación Provincial de Comercio y de las asociaciones de comerciantes de la ciudad culminó con el acuerdo inicial acerca de las áreas del municipio que se incluirán en la zona turística, así como sobre las fechas en las que los establecimientos existentes en ellas contarán con libertad de horario, aunque las entidades empresariales podrán presentar en los próximos días alegaciones que modifiquen este planteamiento.

La delimitación deja fuera, en principio, a los lugares en los que existen grandes superficies comerciales, que deberán seguir rigiéndose por el régimen de aperturas vigente hasta ahora, ya que la zona turística coruñesa solo incluirá la Ciudad Vieja, la Zona Obelisco, las playas de Riazor, Orzán y Matadero, así como el entorno de la Torre de Hércules, el cementerio de San Amaro y el estadio de Riazor, ya que están considerados puntos de afluencia de turistas o de visitantes ocasionales en el caso del recinto deportivo.




Las fechas en las que se establecerá la libertad de horarios son del 1 de diciembre al 8 de enero en el periodo navideño, del viernes previo al jueves posterior al miércoles de ceniza en carnaval, del viernes de Dolores al martes siguiente al lunes de Pascua en Semana Santa, así como del 15 de junio al 15 de septiembre en verano.

Luisa Cid, concejal de Promoción Económica, explicó ayer que la delimitación acordada con los comerciantes, motivada por la decisión del Gobierno central de incluir a A Coruña entre las ciudades españolas en las que se implantará la libertad de horarios en su zona turística, no supone cambios importantes con respecto a la situación actual al no incluir a las zonas en las que se encuentran ubicadas las grandes superficies comerciales, ya que la legislación actual permite la libertad de horarios para los comercios con menos de 300 metros cuadrados.

El pequeño comercio coruñés ha criticado de forma tradicional la posibilidad de que esos establecimientos abran al público con horarios más prolongados o en días festivos, ya que sus locales no disponen del personal y los medios económicos necesarios para hacerlo, de forma que quedan en inferioridad de condiciones al perder ventas en las jornadas en las que solo abren las grandes superficies.

La posibilidad de que el decreto-ley del Gobierno central sobre las zonas turísticas incluyese a los puntos de la ciudad donde se hallan los hipermercados y centros comerciales dejaría vía libre a su apertura en cualquier fecha del año, pero el acuerdo inicial alcanzado ayer entre los colectivos de comerciantes y el Gobierno local aleja este riesgo.

"La propuesta está bien porque no incluye las zonas de grandes superficies, por lo que quedamos como estábamos", comentó ayer tras la reunión Miguel Agromayor, presidente de la Federación Provincial de Comercio, quien consideró que los empresarios del sector están "satisfechos". Agromayor advierte, no obstante, de que el acuerdo adoptado en A Coruña debe ser aprobado por el Gobierno central, a cuyo secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, califica de "acérrimo defensor de la libertad de horarios", que ya existe en la Comunidad de Madrid, administración en la que también prestó servicio este alto cargo.

Para Agromayor, las fechas acordadas ayer para la apertura extraordinaria de los establecimientos son un asunto secundario porque los pequeños establecimientos ya pueden hacerlo ahora, y en la mayoría de los casos renuncian por los escasos beneficios que les reporta.

El acuerdo logrado por el Gobierno local con los comerciantes supone para Antonio Amor, presidente de Zona Obelisco, "constreñir la zona que es verdaderamente turística". En su opinión, la inclusión en este sector de las playas, el estadio de Riazor y la zona centro representa "cumplir la Ley a rajatabla", así como perjudicar "al menor número posible de establecimientos" a la hora de establecer la libertad de horarios.

"Este decreto no abre ninguna posibilidad que no exista ahora, ya que todos podemos abrir cuando nos dé la gana", explicó Amor, quien comentó que en su asociación le preguntan por la posibilidad de quedar excluidos de la zona turística para evitar la libertad de horarios. "Ninguno lo quiere, ya que esta medida supone que si alguna gran superficie se instala en el centro obligará a los demás a abrir cualquier día", destacó el portavoz de Zona Obelisco.

Fuente: La opinión de A Coruña