21 septiembre 2021
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Linkedin
El País Vasco permite ahora faenar a Galicia en sus aguas interiores
Comparte   
14 Jul 2014 | 10:53h
El País Vasco permite ahora faenar a Galicia en sus aguas interiores
El Gobierno vasco ha autorizado a una treintena de embarcaciones de cerco gallegas a faenar en sus aguas interiores en el segundo semestre del año. Claro que el permiso ha llegado con un ligero retraso, de dos meses más o menos.

La resolución firmada por el director de Pesca y Acuicultura del Ejecutivo vasco, Leandro Azkue, se hizo efectiva el 19 de junio; esto es, a cinco días de San Xoán, cuando los cerqueros gallegos que habitualmente se desplazan al País Vasco para participar en la costera de la xarda, primero, y en la de la anchoa, después, ya habían regresado a aguas gallegas para emplearse a fondo en la pesca de sardina. Es decir, que Azkue aprobó el permiso cuando el grueso de la flota pesquera ya había dejado el extremo oriental del caladero Cantábrico Noroeste y, por tanto, ya no era tan necesaria esa autorización.




Si el hecho de que no se hubiese concedido el permiso en el primer semestre del año -como era habitual hasta este ejercicio- es ya de por sí llamativo, más lo es que esas licencias lleguen justo cuando arranca otra de las pesquerías estacionales más importantes para la flota de todo el Cantábrico: la del bonito del norte. Una campaña en la que participan barcos con base en el País Vasco que emplean cebo vivo para la pesca del túnido. Cebo vivo que no es otro que especies pelágicas que la flota vasca captura en aguas interiores gallegas, con permiso, claro, de la Administración autonómica de Galicia. Porque la Consellería do Mar sí que ha seguido la tradición y ha otorgado autorización a los barcos vascos para que capturen con arte de cerco especies pelágicas para utilizar como cebo vivo en la pesca de bonito del norte.

Fuente: La Voz de Galicia