17 noviembre 2019
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Linkedin
La transformación digital llega al sector lácteo
Comparte   
27 May 2019 | 14:49h
La transformación digital llega al sector lácteo
El Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM), dependiente de la Consellería de Medio Rural, participa en un proyecto europeo de innovación que procura acelerar la transformación digital del sector agroalimentario y más específicamente del lácteo.
 
El CIAM, integrado en la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal), coordina y dirige un experimento de innovación centrado en la digitalización de todos los eslabones de la cadena de producción primaria de la leche. El objetivo de la iniciativa es implementar mejoras en todos los pasos de esa cadena, desde la producción de forraje hasta la mezcla y manejo del alimento, pasando por la planificación general de recursos y por operaciones en la corte. Para eso, se aprovechan los beneficios que brindan las tecnologías digitales, implicando la cinco pymes que proporcionarán productos y servicios a los usuarios finales, tanto agricultores como ganaderos o cooperativas, y con la colaboración de la USC y de Gradiant.
 
De este modo, se procura mejorar la eficiencia en la utilización de los recursos para la producción de forraje y la optimización del uso de los recursos propios de las explotaciones agrícolas combinando datos de múltiples fuentes (aérea, climática, análisis de suelos, etc.). Se trata también de incrementar el rendimiento de la producción animal a través de la mejora de las condiciones de cultivo, con la optimización de la mezcla de alimento y la alimentación de precisión.




 
Otro de los objetivos pasa por aumentar la sostenibilidad del proceso, de manera que se incremente la ingesta de precisión reduciendo la pérdida de alimento y se mejore el uso de los recursos naturales, mediante el aprovechamiento inteligente de purines para minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, al suelo o a los cultivos.
 
Se trabajará, asimismo, en la mejora de la monitorización y en el manejo de las operaciones y condiciones en las cortas y también en la optimización de la toma de decisiones mediante la integración de múltiples fuentes de datos en la planificación de recursos. Por último, se probará y se demostrará la disponibilidad de los productos y servicios mejorados en condiciones reales y sitios específicos (el propio CIAM, el Campus Terra y explotaciones lecheras en condiciones reales de trabajo). Entre las actividades previstas destaca la utilización de imágenes multiespectrales y de la sensorización para la predicción de la producción y el contenido en proteína de cultivos como el maíz, que se desarrollará en tres parcelas del CIAM.