21 septiembre 2021
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Linkedin
Las universidades gallegas, en contra de las tasas de 9.000 euros anuales
Comparte   
14 Jul 2014 | 10:52h
Las universidades gallegas, en contra de las tasas de 9.000 euros anuales
El debate de la financiación universitaria está sobre la mesa. En junio sacaron el tema la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, y el ministro, José Ignacio Wert. Ambos defienden tasas de matrícula más caras, que se abonarían bien a través de becas, de préstamos blandos concedidos a los alumnos o simplemente gracias al pago de las familias de esos estudiantes.

Preguntados los tres rectorados gallegos, hay unanimidad: es cierto que se necesita una reforma universitaria, incluida la cuestión de la financiación, pero en ningún caso se pueden disparar las tasas porque la universidad debe ser asumible para todos los estudiantes que académicamente lleguen a ella.




La universidad está subvencionada por el Estado y cada rectorado puede elegir entre cobrar del 10 al 25 % del coste de la plaza. Se calcula que cada una supone unos 9.000 euros, por lo que el estudiante pagará entre 900 y 2.300. En toda España se paga la primera cantidad, excepto en las universidades de la comunidad de Madrid y Cataluña, que se acogen al máximo permitido y el abono ronda los 2.300.

Las familias con ingresos bajos no tienen que pagar nada de matrícula -el seguro escolar y poco más- pero cuando trabajan los dos progenitores es fácil superar esta renta mínima de becas, que, a modo de ejemplo, tiene como límite los 40.000 euros brutos anuales para una familia de cuatro miembros.

Fuente: La Voz de Galicia