19 julio 2019
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Linkedin
Navantia garantiza 5.500 empleos dos años más pese a la crisis de pedidos
Comparte   
15 Mar 2010 | 13:23h
Navantia garantiza 5.500 empleos dos años más pese a la crisis de pedidos
Navantia está a punto de cumplir dos años y medio desde que firmó el último encargo de un programa naval, en concreto para la fabricación de los dos megabuques y el diseño de tres destructores para la Armada de Australia. Sin embargo, la cartera de pedidos que ha ido acumulando en la ría de Ferrol le ha permitido alcanzar un récord de participación de la industria auxiliar y dar plena ocupación a su plantilla. Las previsiones que maneja la compañía pública apuntan a que mantendrá esta situación durante lo que resta de este año y el próximo.

En estos momentos, Navantia da empleo a una media de 3.200 operarios de compañías auxiliares, además de a su plantilla directa, integrada por más de 2.300 personas. Trabajan en diferentes contratos para la fabricación de cinco barcos, que se encuentran en distintas fases de ejecución. Así, ultiman el megabuque Juan Carlos I para la Armada española, cuya entrega está prevista para la próxima primavera, y también la quinta y última fragata para la Marina de Noruega, que se llevará a cabo en noviembre.




Pero al mismo tiempo que se aproxima el fin de los trabajos en estos dos navíos, se encuentra a pleno gas la construcción de la quinta fragata F-100 para la Armada española y ha iniciado la ejecución de los dos buques anfibios para Australia, el segundo de los cuales comenzó a fabricarse hace tan solo unas semanas. Con el sistema de construcción integrada que aplica Navantia en la fabricación de sus barcos -los va construyendo por módulos en los talleres, en donde empieza cortando y soldando el acero y posteriormente va dotándolos de todos los servicios- la carga de trabajo oscila dependiendo el sector al que pertenezca la empresa. Así, cuando el barco comienza a fabricarse, las firmas de acero tienen una mayor ocupación, que decae a la par que se elevan las tareas en los gremios de servicios.

Las previsiones que maneja Navantia apuntan a que, además de a su plantilla, sus obras darán trabajo durante este año y en el 2011 a una media de 3.200 operarios auxiliares. Sin embargo, hay un departamento, el de ingeniería, que agotará su trabajo mucho antes que el resto, y de hecho, según explican fuentes sindicales, ya están a punto de finalizar la mayoría de los encargos. Nada extraño, por otra parte, ya que se trata del área que se ocupa de los primeros trabajos en el desarrollo de todo contrato de construcción naval, tanto civil como militar.

Pese a que la cartera de pedidos aún le da un respiro, Navantia está obligada a lograr nuevos pedidos si no quiere hacer frente a un descenso brusco de la actividad a partir de mediados o finales del 2011. Sin embargo, y pese a que ha intensificado la vía comercial -acaba de venir de una feria en Nueva Delhi, ya que la India está interesada en renovar su flota militar-, la necesidad de lograr más obras se topa con la crisis económica y la caída de los presupuestos militares.

fuente:la voz de galicia